Sucede Ahora

Afecta el calor del verano a nuestro estado anímico?


El calor excesivo provoca que las personas sean más impulsivas, impacientes y tengan mal humor. Y es que, las fuertes olas de calor provocan que las personas sufran vasodilatación, sudoración abundante y pérdida de líquidos y electrolitos a través de la piel.

Las condiciones climatológicas del verano pueden aumentar los efectos negativos en la conducta de las personas. Esto se ve reflejado en una mayor falta de atención y un carácter más impulsivo, impaciente y de mal humor.

Por ello, y con el objetivo de combatir estos problemas, se aconseja comer alimentos con pocas calorías, no ingerir alcohol, descansar más horas de las normales (siesta), reducir drásticamente la actividad física, usar ropas ligeras, no exponerse directamente al sol y beber muchos líquidos.

calor-vs-estado-animico