Sucede Ahora

Capilla San Nicolas de Bari (Charbonier)

El hombre precerámico supo habitar estas comarcas encontrando abrigo en las incontables grutas resultantes de la erosión, por agua y viento, de las rojas areniscas de origen volcánico. La singularidad de dichas tierras fueron recorridas por cazadores de hábitos nómades y particular conformación anatómica donde predominaban las cabezas alargadas. Esta historia de más de 5000 años encuentra otro mojón hace alrededor de mil cuando entra en escena, con nitidez, el comechingón quien aporta sedentarismo, manejo de la cerámica, la agricultura y la crianza de llamas.

nicolas-de-bari-charbonier
El Capitán Antón Berrú adquirirá los campos de frutales al tiempo que comienza a ocupará un lugar central en la historia

Hacia fines del siglo XVI, el por entonces Gobernador de Tucumán Don Pedro Mercado de Peñaloza transfiere las tierras de Ongamira al Capitán Don Juan Burgos Zelis.

Durante las primeras décadas de 1600 el nuevo Gobernador Don Luis Quiñones Osorio entregó Mercedes Reales a partir de las preexistentes encomiendas. Es así que la zona de Quebrada de Luna derivó a las manos del Capitán Don Juan Gallegos. Este proceso continúo a lo largo del siglo XVII viéndose también favorecida, en este reparto, la iglesia. De hecho, Ongamira recayó bajo la tutela de Santa Catalina hacia principios del 1700.

De manos jesuíticas y como resultado de su expulsión a finales del siglo XVIII, estas tierras pasan a la posesión de Don Manuel José Fernández de Valdivieso para luego ser incorporadas por Don Francisco A. Díaz a sus otras propiedades de Escoba, Santa Catalina y de Todos los Santos.

La multiplicación de divisiones y propietarios atraviesa todo el siglo XIX y XX aglutinándose, de un modo progresivo, aquellos pequeños asentamientos hasta conformar la realidad actual.

Al pie del Cerro Pajarillo y bajo la mirada atenta del Uritorco, entre verdes valles y areniscas de color rojo misterioso y profundo fruto de una tierra volcánica que a fuerza de erosión va cobrando indescriptibles imágenes y formas, cobra vida, hacia 1770, una nueva comunidad.

Aquellos primeros vecinos impulsarán la construcción de la Capilla que, bajo la advocación de San Nicolás de Bari, será realidad en 1777.

El primer nombre será Carreras de Pum Pum. Poco a poco se van integrando los distintos parajes: aquel de
nicolas-de-bari-charbonier
Escobas se funde con la Quebrada de Luna (por el encomendero español Luis de Luna radicado en el lugar hacia finales de 1573) y con Ongamira

La riqueza y fertilidad del valle se nutre con las aguas del Río Seco, del Pum Pum y de Los Morteros. Aromas a hierbas medicinales se funden con los molles y talas, los algarrobos, los quebrachos colorados y las palmeras caranday vistiendo la geografía rica en minerales donde el cuarzo y sus canteras delinearon parte de su historia.

En el interior de la capilla aún se conserva una valiosa pintura de Fidel Pelliza, un destacado artista natural de Charbonier (1856-1920) cuya infancia fue signada por la más profunda de las pobrezas y necesidades. Se trata de una reproducción que el pintor realizó en 1915 a partir del "San Francisco abraza a Cristo en la Cruz" que Bartolomé Esteban Murillo realizó en 1668. La obra que había sufrido un profundo deterioro fue restaurada en 2007 por H. M. Bizzoto.

Datos complementarios:
Ubicada a 120 km de Córdoba Capital, Charbonier celebra el 25 de mayo las Fiestas Patronales en honor a San Nicolás de Bari.

El nombre del pueblo es asociado al Ingeniero francés Charles Charbonnier quien trabajaba para el Ferrocarril Córdoba and North Western y como tal es el artífice de la Estación que data de 1891.